Entradas

Reinserción Social: ¿Por qué es importante la educación para reducir la reincidencia delictiva?

Las personas privadas de su libertad suelen enfrentarse a grandes dificultades al reintegrarse a la sociedad una vez concluida su sentencia, una de ellas es la falta de oportunidades laborales.

Provenientes en su mayoría de contextos de desigualdad, las personas en reclusión afrontan obstáculos tales como el estigma social, la falta de experiencia laboral o un reducido acceso a la educación que limita sus posibilidades de empleo.

Datos del INEGI (2016) reportan que a nivel nacional el 69 por ciento de la población penitenciaria contaba únicamente con educación básica, mientras que en Nuevo León el número asciende al 77 por ciento.

De las personas atendidas desde Renace, se detectó que un 40 por ciento no manifestaron tener ocupación, 25 por ciento mantiene un empleo eventual o trabaja por cuenta propia y el resto realiza principalmente actividades de cajera o cajero, guardia de seguridad, ayudante en elaboración de comidas, obrero u obrera en fabrica.

Talleres Renace Joven 2019

Talleres Renace Joven 2019

Diversas leyes y normativas, respaldan la importancia de la educación dentro de los centros penitenciarios para lograr el objetivo de la reinserción social.

Una de ellas es la Ley Nacional de Ejecución Penal, que señala: “la impartición [de la educación] tiene que ser gratuita, laica, y en caso de ser indígena, educación bilingüe. Además las personas internas podrán obtener grados académicos”.

No obstante, el Diagnostico Nacional de Supervisión Penitenciaria de la CNDH del 2019 indica que el 67 por ciento los centros penitenciarios estatales presentan insuficiencia de actividades laborales y de capacitación.

 

Talleres Renace Joven 2019

Talleres Renace Joven 2019

La educación y capacitación son herramientas fundamentales para que las personas tengan acceso a más y mejores oportunidades laborales, reduciendo así las posibilidades de reincidencia y aumentando la seguridad comunitaria.

Sin embargo, la llegada de la pandemia por covid-19 ha limitado aún más la búsqueda de empleo de quienes se encuentran en proceso de reinserción.

Por ello, es urgente que las autoridades implementen medidas para garantizar dentro y fuera de los centros penitenciarios cursos, talleres y otros incentivos que faciliten a las personas la integración al mercado laboral.

Asimismo, recalcamos la importancia de tomar acciones para que todas las personas que tengan la facultad de estar en libertad no pasen un día más en prisión, para que no se sigan vulnerando sus derechos humanos y limitando sus posibilidades de desarrollo personal.