Prevenir la delincuencia en la adolescencia

Ante las adversidades que enfrentan las juventudes en el contexto actual tales como un mayor índice en la deserción escolar, la falta de oportunidades de empleo y el aumento en los problemas de salud mental, el riesgo de su inserción en la delincuencia se ve en ascenso.

Una de las medidas de mayor impacto ante esta situación, es el acceso a un trabajo digno, pues al involucrarse en actividades productivas para su beneficio, las y los adolescentes en conflicto con la ley incrementan su posibilidad de construir un plan de vida positivo y alejado de la delincuencia.

Además del empleo formal, los programas de prevención enfocados en la salud mental, la creación y mejora de mecanismos de seguridad y políticas de protección locales, estatales y regionales así como espacios culturales artísticos y deportivos, son parte necesaria de las estrategias para asegurar su bienestar.[1]

En Renace, contamos con el modelo de intervención de atención psicosocial a adolescentes que cumplen con alguna medida en libertad, en el que durante doce meses se les acompaña y se da seguimiento en su proceso con enfoque en su desarrollo educativo, personal y emocional.

La participación de la sociedad civil aunado al impulso del sector privado y gubernamental en programas de prevención así como de reinserción social son indispensables para reducir el número de adolescentes orillados a introducirse en actividades delictivas.

[1]