Soluciones sin prisión: ¿Cuáles son los beneficios sociales de las medidas en libertad?

“Antes no tenía la habilidad de escuchar, me exaltaba muy rápido, no medía mis palabras, decía palabras hirientes hacia las personas y no escuchaba”.

Cuando una persona comete un delito de bajo impacto por primera ocasión, la privación de la libertad, más allá de ser una solución provoca un gran impacto en la vida de la persona implicada, pues difícilmente se ven atendidas las causas que le llevaron al conflicto.

Las medidas alternativas a la prisión, como la suspensión condicional del proceso, permiten la construcción de un entorno en el que el conflicto pueda ser gestionado mediante otros mecanismos que atiendan dichas causas y garanticen la reparación del daño en comunidad.

Uno de los delitos más frecuentes en el Programa de Medidas en Libertad de RENACE es el de violencia familiar, siendo principalmente hombres quienes ingresan al proceso psicosocial. Durante un año los beneficiarios reciben tratamiento psicológico en el que se les brindan herramientas que les permiten trabajar en una masculinidad positiva, controlar sus emociones, asumir sus errores y relacionarse de forma sana.

Francisco, quien recientemente finalizó sus terapias, relata que “antes no tenía la habilidad de escuchar, me exaltaba muy rápido, no medía mis palabras, decía palabras hirientes hacia las personas y no escuchaba”. Asimismo, Francisco comparte que al recibir atención psicológica aprendió a “estar más tranquilo, tener paciencia, ser 100% comprensivo, escuchar a las personas, simplemente sentarse, escuchar y poner atención y así sabes que es lo que está afectando a la otra persona”.

Quienes ingresan al programa por otros delitos, como robo simple o delitos contra la salud (posesión simple), reciben herramientas de acuerdo con su situación para que de esta forma puedan liberar el estrés, aumentar su empatía, tolerar la frustración y controlar cualquier conducta conflictiva.

Con este programa no solamente se le da una oportunidad a la persona de enmendar sus errores y de no volver a cometerlos, sino que también beneficia a su comunidad, pues la continua con sus actividades productivas en libertad a la par que mejora sus vínculos familiares y sociales en general.